Virales

Quién es la actriz que por sus adicciones envió a su hija a Ucrania

8 July 2022 - 10:52
Por Cosmogol
Quién es la actriz que por sus adicciones envió a su hija a Ucrania

La actriz Hayden Panettiere habló sobre su adicción a los opiáceos y al alcohol y confesó que casi le cuesta su carrera y su vida. Además, la intérprete admitió que por el bienestar de su pequeña hija se vio obligada a enviarla a vivir con su padre Wladimir Klitschko a Ucrania.

¿Cómo fueron sus comienzos?

Hayden Panettiere, quien comenzó a actuar en la pantalla a los 11 años, cuando obtuvo papeles en las populares telenovelas “One Life to Live” y “Guiding Light”. Patteniere confesó que sus problemas de abuso de drogas comenzaron cuando tenía solo 15 años, un año antes de comenzar la exitosa serie de televisión “Heroes”. Asimismo, levantó ampollas al afirmar que los miembros de su equipo comenzaron a darle “píldoras felices” en un esfuerzo por hacer que pareciera más “animada” durante las entrevistas.

¿Cuáles fueron sus duras confesiones?

Reveló que su adicción a las drogas comenzó cuando era adolescente y luego se salió de control mientras luchaba contra la depresión posparto después del nacimiento de su hija Kaya en 2014. “Estaba en la cima del mundo y lo arruiné”, declaró Panettiere a la revista People. “A los quince años me ofrecieron pastillas de la felicidad. No tenía ni idea de que aquello no estaba bien, ni de la puerta que me iba a abrir a las adicciones”, se lamentó. “Me aliviaba que durante los rodajes las cosas funcionaban, pero fuera de ellos, las cosas estaban fuera de control. No podía vivir sin el alcohol y las drogas”, continuó en sus duras confesiones.

¿Cómo fue su depresión posparto?

La famosa actriz, dijo que sus problemas se agudizaron en el año 2014 mientras grababa Nashville. Panettiere dijo que no bebió mientras estaba embarazada de Kaya. Sin embargo, admitió que recayó poco después de que naciera su hija y, a partir de ahí, sus problemas con el alcohol continuaron fuera de control. La intérprete contó que se escabullía para beber y su relación con Klitschko, con quien comenzó a salir en 2009, comenzó a desmoronarse. “Él no quería estar cerca de mí”, recordó. “Con los opiáceos y el alcohol estaba haciendo cualquier cosa para sentirme feliz por un momento. Luego me sentía peor que antes. Estaba en un ciclo de autodestrucción”, agregó.

¿Cual fue su decisión más difícil?

Panettiere se encontraba en una espiral tan autodestructiva, que finalmente se separó de Klitschko y renunció a la custodia de su pequeña Kaya.  La menor se fue a Ucrania con Klitschko. “Quería ser buena padre para ella, y eso al final implicaba dejarla ir”, dijo. Después de que envió a su hija a vivir con Klitschko, de 46 años, de quien se había separado unos meses antes después de una relación de nueve años, su adicción al alcohol empeoró, hasta el punto en que tuvo que ser hospitalizada. “Los médicos me dijeron que mi hígado iba a colapsar”, admitió.

“Ya no era un chica de 20 años que simplemente podía recuperarse”.Respecto a Kaya, que ahora tiene siete años, vive con su padre en un país que ha sido devastado por la guerra tras la invasión rusa de Ucrania. No obstante, Panettiere quiso reiterar que su hija está a salvo, e incluso elogió el manejo de la situación por parte de la niña. “Ella es mi personita favorita. Y ver cómo ha manejado toda esta situación realmente me ha dejado boquiabierta. Ella está muy segura”, dijo al programa Good Morning America.

¿Cómo está ahora?

Pese a todas las vicisitudes que tuvo que pasar para luchar contra sus adicciones y depresiones, Patteniere afirmó que ahora está sobria. “Me esforcé mucho y tenía que estar dispuesta a ser increíblemente honesta”, dijo la actriz. Ahora ha regresado al set para repetir a su personaje Kirby Reed, en la próxima película de “Scream”.

Además, está dedicada a su trabajo con Hoplon International, la organización benéfica que fundó en marzo, cuya misión es recaudar fondos para Ucrania. “Esto no ha sido fácil y hubo muchos altibajos”, contó. “Pero no me arrepiento ni de las cosas más feas que me han pasado. Me siento increíblemente realizada. Y siento que tengo una segunda oportunidad”.

ETIQUETAS DE ESTA NOTA