Salma Hayek confesó que a sus 54 años tiene problemas para bajar de peso

La actriz veracruzana habló sobre el papel que tiene la meditación en su vida y dijo estar trabajando en un nuevo proyecto personal

Salma Hayek confesó que cada vez le cuesta más esfuerzo perder el peso que aumenta para poder interpretar algunos papeles. A pesar de ello, la actriz mexicana no deja de presumir la espectacular figura que conserva a sus 54 años de edad.

La actriz originaria del estado de Veracruz fue elegida para interpretar a “Giuseppina” en la película House of Gucci, cinta que se estrenará el próximo mes de noviembre en Estados Unidos. Para el papel, la actriz reveló que tuvo que aumentar algunos kilos, por lo que actualmente se encuentra haciendo ejercicio y meditación para poder perderlos.

En una entrevista para la revista InStyle, la protagonista de Frida declaró que, tras grabar la esperada película dirigida por Ridley Scott, se encuentra en un proceso para recuperar su escultural figura. Hayek comentó que en esta ocasión le está costando más trabajo volver a su talla.

He perdido muy poco. Tú dices ¡Vaya! ¡Vaya! ¡Vaya!. Lo ganas muy rápido, pero se tarda tanto en perderlo”, dijo.

La actriz de cine y televisión explicó que quiere bajar de peso por salud, pero también porque es lo que espera el público. Salma Hayek criticó la presión que los espectadores ponen en ella, pues confían en que siempre se vea espectacular, con una figura envidiable, pero no saben reconocer que el tiempo avanza y hay cosas que la edad ya no permite.

“Es lo que se espera de una mujer que la gente considera atractiva. A medida que envejece, se espera que no envejezca”, mencionó.

Para lograr su objetivo, la actriz de Son como niños se encuentra haciendo ejercicio y es fiel practicante de la meditación. Hayek descubrió el bienestar que la meditación dejaba en su cuerpo después de que la puso en práctica por unos dolores que tenía en la zona lumbar. Con técnicas de respiración, la veracruzana aprendió a sentirse mejor.

“Te hace experimentar una ligereza que realmente es deliciosa y satisfactoria. Con la respiración y la introspección, exploras tu cuerpo de una manera diferente y aprendes a no volverte loco con las expectativas“, explicó.

La meditación es una práctica fundamental en su vida cotidiana que trata de compartir con su hija Valentina. Sin embargo, la actriz dijo que su primogénita no le presta tanto interés como ella, porque la considera un ejercicio aburrido y poco productivo. También, confesó que le cuesta trabajo conectar con su hija porque se encuentra en la adolescencia, pues tiene 13 años.

“Cuando peleamos un poco, después pienso: ‘Debería haber dicho esto o aquello, y se lo diré la próxima vez que la vea’, luego llega la próxima vez y me encuentro de nuevo sin palabras“, confesó.

Debido a que la protagonista de Un impulsivo y loco amor tenía conocimiento de que subiría de peso, confesó que decidió tomar una serie de fotografías antes de ponerse a ello, esto con el fin de poder compartirlas con sus seguidores mientras lograba bajar los kilos demás. Además, dijo que desde el mes de diciembre decidió sólo tomarse fotos de la su rostro.

“No creo ser un tamal caliente, pero sé que para mi edad, para el estilo de vida que viví, no lo estoy haciendo tan mal”, externó.

Por otro lado, la esposa del reconocido empresario francés François-Henri Pinault dio a conocer que se encuentra trabajando en la producción de una nueva película escrita y dirigida por ella misma. Explicó que por el momento no puede dar más detalles pero aseguró que se trata de “un guion completamente original”.

La actriz mexicana compartió en sus redes sociales la portada que le hizo la revista y aprovechó el espacio para agradecer la entrevista.