El drástico cambio de una actriz de Baywatch tras una vida marcada por el abuso de drogas

Con 25 años, Yasmine Bleeth llegó a participar en la popular serie de televisión de los 90. Incluso le hizo sombra a la imbatible Pamela Anderson.

Con 25 años, Yasmine Bleeth llegó a participar en la popular serie de televisión de los 90. Incluso le hizo sombra a la imbatible Pamela Anderson.

Baywatch fue una de las series más exitosas de la década de los 90. Junto con David Hasselhoff (protagonista y productor), una de las actrices que alcanzó fama mundial fue Pamela Anderson, la que deslumbró a millones con su figura y cabellera rubia.

Pero en la serie también participó otra actriz que llegó incluso a hacerle sombra a Anderson. Se trata de Yasmine Bleeth, por entonces de 25 años y que en un comienzo iba a participar solo en un capítulo, pero a Hasselhoff le gustó tanto que terminó quedándose cuatro años.

Sin embargo, la joven actriz comenzó a abusar de las droga. Bastó poco tiempo para que su adicción al alcohol y la cocaína le jugaran en contra y terminaran despidiéndola del programa de televisión.

“Era demasiado difícil tratar con ella”, dijo el productor Douglas Schwartz en una entrevista en 2012 a la revista Esquiere.

Con el cambio de milenio, ingresó a una clínica de rehabilitación para tratar su problema de drogas. Lamentablemente, luego de superar su adicción y salir del centro de recuperación, la actriz fue detenida tras estrellar su auto en Detroit. Pasó la noche en la cárcel luego de dar positivo en el test de alcoholemia y portar 25 gramos de cocaína.

Años después concedió una entrevista y reveló que su adicción a la cocaína se agudizó al enterarse de que Richard Grieco, con quien iba a casarse, había dejado embarazada a una modelo durante el noviazgo. Canceló todo y se hundió aún más en sus adicciones.

“La cocaína se convirtió en mi chico, mi mejor amigo… consumía varias veces al día y podía pasarme varias noches sin dormir”, reconoció en 2003.

Pero en la clínica de rehabilitación conoció a Paul Cerrito, de quien se enamoró desde el primer momento. El amor que sentía por él le ayudó a salir de las drogas.

“Gracias a él estoy sobria. Nada solía hacerme sentir tan bien como la cocaína hasta que me enamoré. Ahora la sensación que tengo cuando estoy con Paul es mejor que como me sentía con la cocaína”, aseguró.

En la actualidad ha vuelto a hacer noticia luego que se difundieran unas fotografías que la muestran con una apariencia totalmente distinta a la que se le conoció en Baywatch. Hoy tiene 51 años, vive tranquila en Los Angeles y no tiene intenciones de volver a la televisión.

Foto: Captura de video

pixel