Tu celular puede estar más sucio que un inodoro: esta es la manera correcta de limpiarlo

Los dispositivos están en contacto con superficies llenas de gérmenes y pueden contener cientos de bacterias.

Los dispositivos están en contacto con superficies llenas de gérmenes y pueden contener cientos de bacterias.

El teléfono celular se ha convertido prácticamente en un artículo de primera necesidad, lo que ha derivado en que nos acompañe en cada momento de nuestro día.  Lo llevamos con nosotros y lo dejamos sobre el escritorio, cocina y baño, sin importarnos si ese lugar está limpio o sucio.

De acuerdo a un estudio realizado en 2011 por investigadores de la London School of Hygiene Tropical Medicine, es posible hallar materia fecal en 1 de cada 6 smartphones. Otras investigación sobre las bacterias halladas en dispositivos alertaba de cómo los teléfonos móviles se han convertido en verdaderos “depósitos de patógenos”, puesto que tocan las caras, orejas, labios y manos de diferentes usuarios con diferentes afecciones de salud.

Existen estudios que han demostrado que en teléfonos inteligentes hay patógenos como el estreptococo, que provoca infecciones graves. Y es que nosotros estamos recogiendo gérmenes todo el tiempo en las manos y dedos, “que van al celular que acercamos a la nariz, boca u ojos”, explica el Dr. Charles Gerba, profesor de microbiología en la Universidad de Arizona, en USA Today.

Entonces resulta importante mantener el máximo de limpio nuestro dispositivo. Algo que no es aconsejable, según advierten desde Apple, es el uso de líquidos o desinfectantes en sus dispositivos. Otras compañías como Motorola sugieren usar un paño de microfibra, como el que utilizamos para limpiar las gafas, con un poco de agua. Para el Pixel, Google recomienda incluso utilizar un poco de jabón si es necesario.

Existen otras formas para limpiar nuestros dispositivos. Para ello nos hará falta contar con tela de microfibra, alcohol isopropilico, algodones y bastoncillos, guantes de limpieza y, por supuesto, agua, consigna La Vanguardia. 

En el caso de los dispositivos resistentes al agua, se puede preparar una solución con alcohol y agua destilada y ponerla dentro de un difusor. El alcohol desinfecta y se evapora con bastante rapidez. Solo hay que rociar el dispositivo y limpiarlo con un bastoncillo de algodón.

Para los móviles que no resisten el agua, tendremos que ir con un poco más de cuidado. Se pueden probar las toallitas húmedas para limpiar la pantalla y la parte trasera del dispositivo. También podemos recurrir a productos específicos de limpieza para móviles que han aparecido en el mercado.

Fotos: Shutterstock.

pixel