Esta es la trágica historia de Paquita la del Barrio

Francisca Viveros Barradas nació en 1947 en Alto Lucero, Veracruz, rodeada de pobreza, carencias, machismo, pocas oportunidades y sin apoyo, situación que la forzó a buscar su propio camino.

 

Paquita descubrió su talento para la cantada cuando recorría los campos a caballo. Su hermana, Viola, también poseía una voz privilegiada, así que ambas partieron en 1970 con rumbo a la Ciudad deMéxico para tratar de hacerse famosas.

Sin embargo, a su llegada solamente hallaron obstáculos y trabas en su camino, no veían claro. Su hermana fue la primera que halló la fortuna, pues fue invitada como solista a una gira por Sudamérica y Francisca, por su parte, decidió retirarse de la música sin saber que su destino era brillar tras los micrófonos.

 

Su carrera como cantante comenzó cuando cursaba la primaria, pues cantaba durante los festivales escolares. Esto, sin embargo, no era nada profesional y solamente lo hacía para divertirse o entretener a sus compañeritos.

Ella más bien estaba enfocada en trabajar y tuvo que aprender diferentes oficios para sobrevivir. Aprendió a cortar café, arriaba animales, cortaba mangos y vendía pan a los trabajadores del campo en diferentes pueblos.

 

La cantante tiene tres hijos, los dos varones son hijos del señor Miguel Gerardo, primer esposo de Paquita. Se trata, además, de su primera decepción amorosa, pues era un hombre casado que jamás dejó a su pareja e incluso hizo que Francisca se fuera a vivir a otro pueblo.

Su tercera hija, Martha Elena, realmente fue procreada por su hermano. Sin embargo, tras una dura enfermedad, decide regalársela a Paquita, pues ella fue quien la traslado a la Ciudad para salvarle la vida. Desde entonces, el vínculo entre ambas se ha hecho realmente fuerte.

 

Uno de sus primeros trabajos en la Ciudad fue en el restaurante La Casa Norteña, donde conoció a su segundo esposo, Alfonso Martínez. Tiempo después abandonaron el lugar e iniciaron su propia compañía de banquetes y comida para fiestas. Paquita era la encargada de cocinar.

Gracias a ese trabajo logró ahorrar para comprarse un terreno en la colonia Guerrero. Ahí edificó un restaurante-bar conocido por sus más fieles clientes como “Casa Paquita”. En ese lugar recuperó la confianza para volver a cantar y hacía shows para sus comensales.

Se dice que reconocidos personajes de la farándula y la cantada lo tenían como uno de sus lugares favoritos. Entre ellos Lucha Villa, Daniel Santos, Silvia Pinal, Verónica Castro, Salma Hayek, Carmen Salinas o Joaquín Sabina. Hasta se rumora que Luis Miguel llegó a pasar por el famoso inmueble.

 

Paquita la del Barrio grabó su primer disco, “El barrio de los faroles”, en 1984 y lo hizo con sus propios ahorros. En ese entonces no había muchos productores buscando talento joven, así que se dedicó a tocar puertas hasta conseguir la ayuda del director Emilio Jiménez.

Con este material se presentó en el programa ‘Hoy mismo’ de Guillermo Ochoa, donde resultó ser un éxito. Desde entonces cientos de personas iban a su restaurante para escucharla cantar. Cuentan que había filas interminables en la banqueta de su negocio.

 

Alfonso Martínez, segundo esposo de Paquita la del Barrio, es el verdadero inútil que menciona en sus canciones. En su biografía oficial señalan que una vez llegó muy borracho tras dos días de fiesta y fue recibido con ritos, regaños y la ya clásica frase “¿Me estás oyendo inútil?”. Las personas del restaurante la escucharon y aplaudieron sus palabras.

Tiempo después, en 1995, Paquita descubre que su esposo le era infiel y no solo eso, pues desde hace 15 años tenía otra vida, otra casa y una hija. La cantante alguna vez dijo que se trató del amor de su vida, pese a las traiciones y el inminente divorcio. Duraron juntos cerca de 25 años.

 

Paquita la del Barrio acumula actualmente 33 discos de estudio y cuatro más grabados en vivo. Además, ha participado con otros intérpretes como Ricardo Arjona o la banda regiomontana conocida como Genitallica. Se dice que hasta el momento se han vendido 20 millones de copias solo en México.

Los premios Billboard le otorgaron un premio honorífico por su trayectoria musical de 40 años. Actualmente acumula ya 47 años cantando en contra de la desigualdad de género y los que faltan todavía.