Una periodista aceptó el desafío de la “papa picante” en vivo y no terminó bien

 

El tema fue introducido este miércoles por uno de los conductores de Daybreak. “Tracey, una amiga mía, me preguntó si quería hacer ‘el desafío de una papa'”, contó. Cuando le preguntaron de qué se trataba, explicó que consistía en comer un snack hecho con la pimienta más picante del mundo.

Cada uno de los miembros de la mesa tenía en sus manos un paquete de Paqui Chip. Todos lo abrieron en simultáneo, sacaron la papa frita y la mordieron. Al escuchar a algunos toser, Chris Parente, el único que no había probado, se atrevió a decirles que estaban exagerando.

Natalie Tysdal, la única mujer en el grupo, pareció soportar bien el picante al principio. Sin embargo, empezó a sentirse mal. En un intento desesperado por calmar el ardor que sentía en la boca, bebió un sorbo de café.

Fue una mala decisión. Inmediatamente después, se agachó detrás del escritorio y vomitó. Parece, que en un primer momento se lo tomó con humor, terminó preocupándose y pidió que la atendieran. “Vamos a un corte, y cuando regresemos haremos que Natalie se recomponga”, dijo.

“Paqui Chip”, el snack del desafío

La periodista contó bien qué fue lo que le pasó en su página de Facebook. “No podía respirar y sentía como un fuego que me salía de la boca, de la nariz y de los oídos. Tomé una botella de agua, un vaso de leche, un cucharón de miel y tres mentas, pero seguía sintiendo el fuego. Una hora después, tenía escalofríos y un fuerte dolor de cabeza. Tres horas más tarde, sentía como si me hubieran dado una paliza en un callejón oscuro”, escribió.